Buscar en macroinstantes

martes, 30 de junio de 2009

Insecto palo (Leptynia sp.)

Clase: Insecta
Orden: Phasmatodea
Familia: Heteronemiidae
Género: Leptynia
Especie: Leptynia sp.


Los fásmidos abundan en las regiones tropicales y ecuatoriales del planeta, pero solo seis especies de insectos palo viven en la Península Ibérica, sin embargo, diferenciar las especies entre sí no es tarea fácil.

El de la foto es una hembra del género Leptynia, pero no he sido capaz de decantarme por alguna de las dos especies posibles: Leptynia hispanica y Leptynia attenuata. Algunos carácteres parecen a puntar a hispanica y otros a attenuata, así que lo dejo en Leptynia sp. y asunto zanjado.

En contra de lo que mucha gente cree, los insectos palo en España son muy abundantes, aunque es bastante dificil descubrirlos, no en vano son maestros del camuflaje.

lunes, 29 de junio de 2009

Preferencias


Este blog lleva funcionando ya el suficiente tiempo para que sea imposible ocultar que algunos grupos de criaturas son mis favoritos, y que el resto sufre una evidente discriminación.

Dos grupos de insectos, uno de arácnidos, uno de vertebrados y uno de plantas acumulan el 90 % de todas las fotos:

Las arañas saltadoras (Salticidae), inquietas, inteligentes, con esos ojillos que parece que todo lo ven, y de hecho todo lo ven. Decidieron prescindir de la seda y cazar a las bravas, como las panteras solo que en chiquitín.


Los dípteros bombílidos (familia Bombyliidae). Extraordinarios en su modo de vida y riquísimos en formas, colores y diseños. Peluches con la potencia de vuelo de un avión de combate, en miniatura, claro.


Los licénidos. Las pequeñas mariposas de la familia Lycaenidae. Pequeñas y coquetas, amigas de infancia de las hormigas. Se dejan aproximar bastante, quizá por eso son tan populares entre los fotógrafos.


Las orquídeas, concretamente las del género Ophrys. Expertas en el arte del engaño y con la delirante aspiración a ser insectos.

Ophrys scolopax

Los reptiles, capaces de despertar temor y facinación a partes iguales, incomprendidos y perseguidos o admirados y venerados.

Chalcides mionecton

Estos son mis modelos preferidos, y de hecho, los protagonistas principales de este blog.

domingo, 28 de junio de 2009

Omocestus

Clase: Insecta
Orden: Orthoptera
Familia: Acrididae
Género: Omocestus
Especie: Omocestus cf. raymondi (Yersin, 1863)


Los saltamontes son realmente complicados. Según la base de datos de Fauna Europaea en España habitan nada menos que 112 especies de acrídidos (familia Acrididae), que representan aproximadamente un tercio de las especies europeas.

Según un experto al que he consultado, el de la foto es probablemente un macho de Omocestus raymondi, sin poder afirmarlo con seguridad ya que en la foto no se ven algunos detalles anatómicos imprescindibles para la identificación.

sábado, 27 de junio de 2009

Lágrimas en la lluvia

Clase: Insecta
Orden: Diptera
Familia: Asilidae
Clase: Insecta
Orden: Neuroptera
Familia: Nemopteridae
Género: Nemoptera
Especie: Nemoptera bipennis (Illiger, 1812)


Así es la madre Naturaleza. Fría y eficiente. Para ella todas las criaturas son iguales, pasajeras, prescindibles. El más bello y elegante de los insectos mediterráneos, visto por los ojos de un asílido no es más que comida.

Nosotros, los humanos, desde nuestra subjetividad tendemos a asignar roles a las criaturas que nos rodean. Las mariposas son bonitas, las moscas asquerosas, los saltamontes ni fú ni fá... Nos parece normal que una araña se coma a una mosca, pero nos parece espantoso que una araña se coma a un pájaro, porque como vertebrados nos identificamos con el vertebrado, pero en realidad es exactamente lo mismo.

Cuando publiqué la última entrada dedicada al Nemoptera bipennis, varias personas manifestaron su deseo de ver a este bello insecto. El día que tomé esa foto, había numerosos ejemplares de Nemoptera revoloteando sobre las flores, y un ejército de grandes asílidos se había congregado para hacer una verdadera masacre de Nemopteras, que con su endeble vuelo eran présas fáciles para estos poderosísimos depredadores.

Por todas partes, sobre las genistas, se veía un asílido con su correspondiente Nemoptera entre las patas.

viernes, 26 de junio de 2009

Bombylius cruciatus (II)

Clase: Insecta
Orden: Diptera
Familia: Bombyliidae
Género: Bombylius
Especie: Bombylius (Zephyrectes) cruciatus Fabricius, 1798

Bombylius cruciatus

En una entrada anterior publiqué una foto de una hembra de Bombylius cruciatus y decía que esta especie tiene un marcado dimorfismo sexual, es decir, que hembras y machos presentan un aspecto diferente. Hoy toca presentar a un macho, que por desgracia tenía el pelaje bastante deteriorado en su dorso, por lo que opté por sacarlo de frente y con un punto de vista muy bajo para disimular su 'calvicie', lo que puede ser bueno para la foto pero malo para ver el aspecto general del bicho.

En la foto destaca su larguísima probóscide, que les permite alcanzar el néctar de flores que lo guardan en lo más profundo. Hay que señalar que la probóscide es telescópica, y en la foto aparece en reposo, pero que cuando la extienden puede alcanzar el doble de longitud.

Este tipo de fotos no es fácil. Por supuesto no tiene ningún recorte, lo que significa que es necesario aproximarse bastante al sujeto para fotografiarlo con este nivel de acercamiento (del orden de 7 u 8 centímetros), y cuando la aproximación es, como en este caso, de frente, no hay modo de que el animal no nos vea, así que la única solución es acercarse muy despacio y evitando hacer cualquier movimiento brusco que pueda asustarlo, y por supuesto, confiar en que el insecto no decida simplemente irse a otra parte.

La foto está hecha por la mañana, pero no tan temprano como para pillar a los insectos inmovilizados por la hipotermia nocturna, y aunque es cierto que el Bombylius estaba tomando un baño de sol para subir su temperatura corporal a niveles óptimos, ya podía volar y de hecho volaba perfectamente en el momento de tomarle esta foto.

El Bombylius estaba posado en una pequeña brizna de hierba a unos centímetros del suelo. En estos casos, no hay opción, es necesario echar el cuerpo a tierra y tumbarse para estar a su mismo nivel, y por alguna extraña razón, en estas situaciones el suelo siempre está plagado de plantas que pinchan y de hormigas que pican ferozmente.

jueves, 25 de junio de 2009

Libélula azul

Clase: Insecta
Orden: Odonata
Familia: Libellulidae


Las libélulas son muy populares entre los fotógrafos de Naturaleza, y por eso hay muchas fotos de libélulas y el nivel está muy alto. Su presencia en este blog, es sin embargo, anecdótica. La verdad es que nunca les he prestado demasiada atención, tal vez precisamente por considerar que ya despertaban suficiente interés, habiendo muchas otras criaturas a las que no fotografía nadie.

Otro factor puede ser el que realmente no se gran cosa de libélulas, más allá de que van y vienen volando sobre las charcas. Para enmendar esta ausencia, aquí va una foto de una preciosa libélula azul. Si alguien es tan amable de identificar aunque sea el género, le estaré eternamente agradecido.

Yo solo me atrevo, a juzgar por la nerviación alar y la geometría de los "triángulos", a apuntar a la familia Libellulidae. También tengo entendido que son los machos más viejos los que desarrollan pruinescencia azul.

miércoles, 24 de junio de 2009

Medetera, un depredador en miniatura

Clase: Insecta
Orden: Diptera
Familia: Dolichopodidae
Género: Medetera
Especie: Medetera sp.


Una hembra de Medetera sp. patrulla los líquenes que cubren una roca en busca de presas. Mide solo 2,5 milímetros de longitud, pero es un depredador eficiente de minúsculos animalitos de tegumento blando.

Trece especies del género Medetera están presentes en la Península Ibérica. Lo único que se es que no se trata de Medetera flavipes, que como su nombre indica tiene las patas amarillas. Debe ser alguna de las doce especies restantes...

martes, 23 de junio de 2009

Coenonympha dorus (II)

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Nymphalidae
Género: Coenonympha
Especie: Coenonympha dorus (Esper, 1782)


Es un secreto a voces. Para hacer fotos lo que se necesita es luz. Y no todas la luces son iguales, de hecho pueden ser tan diferentes que hagan que un mismo motivo parezca motivos diferentes.

Recientemente he visto la película-documental HOME, dirigida por Yann Arthus-Bertrand, ex fotógrafo de fauna que se especializó en hacer espectaculares tomas aeréas, y de eso va la película, de una sucesión de 'fotografías' aéreas en movimiento, y de una cargante voz en off de Salma Hayek contando la larga historia del mundo desde su creación y cómo nosotros, los autoproclamados Homo sapiens, nos lo vamos a cargar en dos telediarios.

Personalmente creo que el tipo este es mucho mejor fotógrafo que cineasta, y al final me dieron ganas de apagar el sonido y dejar de oir a la pesada de Salma repetir por enésima vez los tópicos-típicos sobre el calentamiento global, y poder disfrutar, en silencio, de una sucesión de imágenes a cual más espectacular e impresionante. Da igual en qué momento de la película pulses el pause del reproductor, que en la pantalla se queda un fotón de los de quitarse el sombrero.

Vale que los lugares que retrata son impresionantes de por sí, pero no hay que caer en el error de creer que cualquiera que vaya a esos sitios se puede volver con esas fotos. Una de las cosas que tenían en común todas las escenas de la película era la calidad de la luz. Impresionantes los planos en la sabana africana con el sol bajísimo en el horizonte bañando de luz rasante rojiza las interminables praderas y los animales atravesando el mar de hierba. Se nota que el artífice es un fotógrafo. En todo momento los paisajes y animales están bañados por una luz especial. De hecho creo que la protagonista de la peli es en realidad la luz. Si además sirve para concienciar a alguien de que no tenemos planeta de recambio, genial.

Así que yo no quise ser menos, y fotografié a esta Coenonympha con la luz rasante del sol de primera hora de la mañana.

Esta mariposa, en mi opinión la Coenonympha más bonita que tenemos en nuestra fauna, ya apareció por este blog en todo su esplendor, pero en una foto hecha con flash, un tipo muy diferente de luz.

lunes, 22 de junio de 2009

Verano — Nemoptera bipennis (V)

Clase: Insecta
Orden: Neuroptera
Familia: Nemopteridae
Género: Nemoptera
Especie: Nemoptera bipennis (Illiger, 1812)


Como todos los años, tras la primavera llega el verano.

Yo para celebrarlo, me he acercado hasta la colonia de Nemoptera que hay a 20 minutos en coche de mi casa y les he hecho unas bonitas series con luz natural.

Los he pillado por los pelos. Su periodo de vuelo está a punto de terminar por este año.

Aprovecho la foto para ponerle al blog una cabecera veraniega.

domingo, 21 de junio de 2009

Flores asesinas

Clase: Arachnida
Orden: Araneae
Familia: Thomisidae
Género: Thomisus
Especie: Thomisus onustus (Walckenaer, 1806)

Clase: Insecta
Orden: Diptera
Familia: Tabanidae
Género: Dasyrhamphis
Especie: Dasyrhamphis ater (Rossi, 1790)

Thomisus onustus

Sierra Nevada, mayo 2009.



Al principio me pareció un gran moscardón libando en una Euphorbia con una postura bien rara. Solo después de unos instantes ví al letal depredador. Está claro que el moscardón tampoco lo vió.

El moscardón que en paz descanse es un tábano, y con ese aspecto negruzco y esas alas uniformemente ahumadas no puede ser otro que Dasyrhamphis ater (ampliando la foto al 100% se aprecia el saliente del flagelómero basal muy desarrollado y dirigido hacia adelante, característica que permite diferenciarlo de las otras dos especies de Dasyrhamphis que vuelan en la Península Ibérica).

Se trata de una hembra, y este detalle es importante porque demuestra que las hembras, al igual que los machos, se alimentan de néctar de las flores y no de sangre. La sangre solamente la necesitan las hembras fecundadas y no para alimentarse ellas, sino para alimentar a los embriones que se desarrollan en los huevos que portan en el interior de su abdomen.

El camuflado depredador es una habitual de este blog, la araña cangrejo Thomisus onustus, que en anteriores entradas ya dejó constancia de su capacidad para derribar presas que la superan varias veces en tamaño.

sábado, 20 de junio de 2009

Cupido y el animalito feo

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Lycaenidae
Género: Cupido
Especie: Cupido lorquinii (Herrich-Schafer, 1850)

Cupido lorquinii

La diminuta pero no por ello menos delicada y bella mariposa Cupido lorquinii descansa en la misma hierba que una criatura a la que al principio tomé por un excremento de ratón. De hecho, al encuadrar por el visor pensé: "a ver como hago para que esa cagada no entre en la foto". De repente ví que había herido los sentimientos de la cagada, que no era tal, sino un animalito más bien poco agraciado, negro como la noche, amorfo, peludo, cabezón y torpe, que lentamente arrastraba su fealdad por el tallo de hierba, como tratando de irse para no estropear la foto.

Consciente de las incontables injusticias que a diario hacemos basandonos simplemente en las apariencias, decidí pasar de la mariposa y que por una vez el protagonista de la foto fuera el feo.


Así que aquí queda inmortalizada para la eternidad esta humilde criatura, que al igual que el patito feo se convirtió en cisne, sospecho se convertirá, con permiso de los azares del destino y de los parasitoides, en un escarabajo, tal vez bello, tal vez igual de feo.

viernes, 19 de junio de 2009

Algyroides marchi

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Lacertidae
Género: Algyroides
Especie: Algyroides marchi Valverde, 1958

Algyroides marchi


Rescato otra fotografía de esta joya faunística, la localizadísima Lagartija de Valverde (Algyroides marchi). Su existencia debería justificar por sí sola la creación de un Parque Nacional en Cazorla. Buscándola me crucé con unos holandeses que habían venido de propio desde Holanda a hacer su doctorado sobre este pequeño reptil. Debieron de alucinar al comprobar la nula protección de que goza esta especie única. Al menos una parte de su área de distribución ostenta la figura de Parque Natural, pero tan masificado de turismo y tan atiborrado de infraestructuras, que no se yo si le beneficia o le perjudica. De hecho se ha observado una tendencia regresiva de las poblaciones en las últimas décadas. El resto del su territorio no goza de ninguna protección legal en absoluto.

¿Qué valor tiene una lagartija parduzca y escuchimizada que solamente vive en unos pocos cursos fluviales de dos sierras del Sur de España? — preguntará algún lector malintencionado. Pues si valor lo traducimos en euros, ninguno. Del resto de valores, incalculable. Si alguien no sabe cuales son el resto de valores, es que valora las cosas en euros. Como decía el anuncio, hay cosas que no tienen precio.

jueves, 18 de junio de 2009

Timon lepidus

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Lacertidae
Género: Timon
Especie: Timon lepidus (Daudin, 1802)


Pocos grupos animales han sufrido recientemente tantos cambios taxonómicos y de nomenclatura como los reptiles y anfibios. Y estos cambios, lejos de haber terminado, continúan produciendose a tal ritmo que resulta dificil mantenerse actualizado.

La causa probablemente se encuentre no solo en el conocimiento cada vez más detallado y completo que sobre estos animales se tiene, sino en que la clasificación que podríamos denominar clásica se basaba fundamentalmente en características morfólógicas, y en cambio ahora se está recurriendo a modernas técnicas de análisis genéticos que están reescribiendo las relaciones de parentesco entre las diferentes especies, dividiendo antiguas especies en varias, o conviertiendo a especies tradicionalmente consideradas válidas en meras variedades.

Los reptiles (y los anfibios también) son animales de limitada movilidad. Esto hace que las poblaciones tiendan a desarrollar diferencias genéticas entre ellas con facilidad, ya que los individuos de una zona suelen reproducirse con individuos vecinos, y raramente los jóvenes se dispersan lejos de donde nacieron.

Digo todo esto porque el lagarto ocelado de toda la vida ha sido Lacerta lepida, y se me hace raro decir Timon lepidus, que es el nombre científico oficial que ostenta actualmente, aunque quién sabe por cuanto tiempo.

Yo mientras, sigo con mi infructuosa busqueda del gran macho de Timon lepidus nevadensis, al que otros años veía con facilidad, y al que este año, que lo quiero fotografiar, no encuentro por ninguna parte.

miércoles, 17 de junio de 2009

Simplicidad


Otra minúscula plantita procedente de los afloramientos dolomíticos béticos. De aspecto extremadamente frágil, y sin embargo, lo bastante dura como para sobrevivir en un entorno en el que muy pocas plantas pueden hacerlo.

Esta planta, cuya identidad ignoro, era tan pequeña que si no me hubiera detenido a examinar la madriguera de una gran tarántula, junto a la cual crecía, ni siquiera habría reparado en ella.

En fotografía, la composición se reduce a organizar los elementos visuales en el encuadre. Cuanto menor es el número de elementos, más fácil es organizarlos. Obvio.

martes, 16 de junio de 2009

Chaenorrhinum

Clase: Magnoliopsida
Orden: Scrophulariales
Familia: Scrophulariaceae
Género: Chaenorrhinum
Especie: Chaenorrhinum macropodum (Boiss. & Reut.)


El género Chaenorrhinum, separado de las Linarias en base a ciertos carácteres de las flores y las semillas, se encuentra restringido a la región mediterránea, incluyenda varios endemismos del SE ibérico.

Chaenorrhinum macropodum crece en los áridos arenales dolomíticos, conocidos localmente como "blanquizares" o "pelaos", en alusión al cegador color blanco que estas badlands presentan bajo el sol, y a la escasez, cuando no ausencia total, de vegetación.

lunes, 15 de junio de 2009

domingo, 14 de junio de 2009

Especies comunes

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Lycaenidae
Género: Lycaena
Especie: Lycaena phlaeas (Linnaeus, 1761)


Cada vez con mayor frecuencia, cuando paseo por el campo encuentro criaturas que ya he fotografiado. Esto es una excelente oportunidad para mejorar las fotos de esa especie, ya que el tenerla ya fotografiada, da mayor libertad para buscar fotos más originales o en las que prime el caracter estético antes que el documental. Pero por otro lado pone de manifiesto un hecho preocupante.

Existe un número enorme de especies, pero cuando hacemos una excursión por el campo, vemos siempre las mismas. Estas especies son por un lado las más abundantes, y por otro las más conspícuas. Si echamos un vistazo a las galerías y blogs de personas que tienen por hobby fotografiar animalitos y plantas en el campo, comprobaremos que hay unas pocas especies (pocas respecto al total, pero pueden ser unos cuantos cientos) que aparecen siempre, y un número enorme (unos cuantos cientos de miles) que no aparecen nunca.

Entre las especies más fotografiadas tenemos las que encaja en alguna de las siguientes dos categorías, y especialmente las que encajan en ambas: especies llamativas y especies abundantes.

Hay especies que llaman mucho la atención, como las mariposas y las mantis. Alguien que de un paseo por el campo y se dedique a fotografiar mariposas y mantis en general, lógicamente tendrá más probabilidades de encontrarse con las especies más comunes y abundantes (muchas fotos de Empusa, muy pocas fotos de Geomantis). De estas las mas vistosas, atractivas o espectaculares por el motivo que sea, atraerán la atención preferentemente. Incluso una persona que no sienta especial interés por los insectos, si se le posa al lado una Vanessa atalanta o una Inachis io y tiene una cámara a mano, tratará de hacerle una foto, simplemente porque es algo bonito. Incluso especies poco abundantes, pero de aspecto llamativo, acaban siendo fotografiadas con regularidad.

Por otro lado, las especies muy abundantes, aunque no sean especialmente llamativas, acaban siendo muy fotografiadas simplemente por el hecho de estar en abundancia en todas partes, como la parduzca lagartija Podarcis hispanica o la omnipresente Psammodromus algirus. Allí donde hay alguien con una cámara, delante tiene uno de estos reptiles tomando el sol, así que las probabilidades de que acabe fotografiado son muy altas, y en consecuencia el número de fotos de estas especies que puede verse en Internet es enorme. También en este caso, la vistosidad de la especie influye en el número de fotos.

El resto de especies son dificiles de encontrar, bien porque sean escasas o localizadas, bien porque sean especies crípticas, en el sentido de baja detectabilidad, bien porque no atraigan la atención de la gente que tiene una cámara.

Sin embargo, hay muchísimas especies interesantes que no son fáciles de encontrar. La probabilidad de que nos encontremos estas especies por casualidad es muy pequeña. Para fotografiarlas, primero hay que encontrarlas, y para ello es necesaria una labor de documentación: localización geográfica, época anual de actividad, ¿es diurna, nocturna, crepuscular?, requerimientos ecológicos, costumbres, etc. Muchas veces será necesario desplazarse a cientos de kilómetros en la época adecuada, e incluso con una labor de documentación bien hecha, necesitaremos tiempo y algo de suerte.

Es el siguiente nivel. Ya no se trata de fotografiar lo que se encuentre, sino de ir a por un objetivo claro. Más costoso de lograr, pero también más gratificante.

sábado, 13 de junio de 2009

Con los últimos rayos de sol

Clase: Liliopsida
Orden: Orchidales
Familia: Orchidaceae
Género: Orchis
Especie: Orchis sp.


Cuando el sujeto principal, una orquídea del género Orchis, está en sombra y el fondo, una pista forestal de tierra roja, está iluminado por los últimos rayos de sol, tenemos la oportunidad de lograr efectos visuales diferentes.

La dificultad está en lograr una exposición equilibrada, ya que el sujeto principal tenderá a salir subexpuesto respecto al fondo. Si no queremos recurrir a trucos tipo doble exposición, tendremos que ser muy cuidadosos con los ajustes de la cámara. Aunque con la tecnología digital, siempre podemos consultar el histograma y corregir, pero rapidito, que la orquídea no se va a ir a ningún sitio, pero la suave luz del sol justo antes del ocaso apenas dura unos minutos.

viernes, 12 de junio de 2009

Biocombustible

Clase: Insecta
Orden: Diptera
Familia: Bombyliidae
Género: Bombylius s. l.
Especie: Bombylius sp.


Los Bombylius tienen un vuelo potentísimo, pero el coste energético es alto, volar así requiere un combustible muy energético y necesitan repostar con frecuencia.

Las flores ofrecen su néctar a los insectos, pero no es gratis. Los Bombylius no pueden alcanzar el preciado néctar sin quedar impregnados por el polen de los estambres. Lo transportarán hasta otras flores y las fecundarán, involuntariamente, como pago por la gasolina.

jueves, 11 de junio de 2009

Menos es más

Clase: Magnoliopsida
Orden: Fabales
Familia: Fabaceae
Género: Anthyllis
Especie: Anthyllis sp.


La PDC es una valiosa herramienta para aislar elementos. Muchas veces, menos es más.

Si no me equivoco es una Anthyllis ¿vulneraria?, planta nutricia de varias especies de licénidos, como los del género Cupido.

miércoles, 10 de junio de 2009

Las diminutas mariposas Cupido

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Lycaenidae
Género: Cupido
Especie: Cupido sp.


Las mariposas del género Cupido, son posiblemente las mariposas diurnas más pequeñas de Europa. Identificar las diferentes especies (ocho en Europa, de las cuales seis están presentes en España) no es fácil, y sin ver el anverso alar de algún macho es tarea casi imposible.


Como se observa en la segunda foto, las hembras insertan sus huevos en las flores de Anthyllis.

martes, 9 de junio de 2009

Culebrilla ciega (Blanus cinereus)

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Amphisbaenidae
Género: Blanus
Especie: Blanus cinereus (Vandelli, 1797)

Blanus cinereus

La culebrilla ciega (Blanus cinereus) es una especie exclusiva de la Península Ibérica, aunque sólo es común en la mitad sur, estando ausente en el norte húmedo y en los Pirineos.

A pesar de su nombre y de su aspecto, no es una culebra, ni siquiera una culebrilla, sino más bien algo parecido a un lagarto sin patas adaptado a la vida subterránea. Raramente sale al exterior, lo que hace que la especie tenga una baja detectabilidad y sea difícil saber cual es su abundancia y distribución reales.

Consiguen regular su temperatura por tigmotermia, es decir, absorbiendo el calor por contacto directo de suelo y colocándose debajo de las piedras calentadas por el sol.


Blanus cinereus

Bajo tierra, en la oscuridad de las galerías que excava, caza a sus presas mediante el olfato. Sus ojos se han atrofiado y su visión es vestigial.

Posee el cuerpo cubierto de placas rectangulares formando anillos, y no pocas personas creerían estar ante una lombriz de tierra, dado su aspecto general y su modo de vida.

Es una especie ovípara, poniendo las hembras en primavera uno o dos huevos alargados que abandonan en el suelo o bajo algún tronco en descomposición.

Blanus cinereus

Y por supuesto, son absolutamente inofensivas. En muchas regiones, la gente de campo afirma que son muy venenosas. Bueno, pues no. Aunque es cierto que al cogerlas pueden revolverse y morder, su diminuta boca armada de minúsculos dientecillos, apenas tiene fuerza para hacer una ligera presión en la piel. Y por supuesto no tienen veneno de ningún tipo.

Blanus cinereus

Las dos últimas fotografías son del ejemplar más grande que encontré, que mediría unos 20 cm de longitud, aunque presentaba una coloración más apagada. Curiosamente también se mostró mucho más dócil que el joven de las dos primeras fotos.

En la Enciclopedia Virtual de los vertebrados españoles se puede encontrar información detallada acerca de esta especie.

lunes, 8 de junio de 2009

Cojín de monja (Erinacea anthyllis)

Clase: Magnoliopsida
Orden: Fabales
Familia: Fabaceae
Género: Erinacea
Especie: Erinacea anthyllis Link.

Erinacea anthyllis

Esta planta es conocida por diferentes nombres según las regiones: erizón, piorno azul, cojín de monja, rascamoños...

Se trata de una mata hemiesférica de forma almohadillada sobre la que no recomiendo a nadie sentarse, ni siquiera a las monjas más curtidas en la mortificación de la carne, porque el erizón pincha, y pincha mucho.

Erinacea anthyllis

Es fácil de distinguir de otros piornos por sus flores azules con la panza blanca (el cáliz) hinchada y está ampliamente distribuido por zonas montañosas del mediterráneo occidental, frecuentemente sobre sustratos calcáreos.

En la segunda foto aparece un visitante que los seguidores de este blog ya deberían saber reconocer, un macho de Argynnis (Pandoriana) pandora.

domingo, 7 de junio de 2009

Selección

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Hesperiidae
Género: Thymelicus
Especie: Thymelicus lineola (Ochsenheimer, 1808)

Thymelicus lineola

"No podemos dudar que los individuos que tengan alguna ventaja sobre los demás, por pequeña que esta sea, tendrán las mayores probabilidades de sobrevivir y de reproducir su especie. También podemos estar seguros de que cualquier variación en el más pequeño grado perjudicial sería rígidamente destruida. Esta conservación de las variaciones y diferencias individuales favorables, y la destrucción de aquellas que son nocivas, es lo que hemos llamado selección natural o supervivencia de los más aptos." (Charles Darwin).


sábado, 6 de junio de 2009

Ampliando el repertorio de orquídeas

Clase: Liliopsida
Orden: Orchidales
Familia: Orchidaceae
Género: Orchis
Especie: Orchis sp.


Hasta hace muy poco a las únicas orquídeas a las que había prestado atención eran las del género Ophrys. Ultimamente sin embargo me estoy fijando cada vez más en la Orchis, grupo si cabe todavía más complicado, no solo de identificar, sino al menos para mí, también de fotografiar.

viernes, 5 de junio de 2009

Sísifo y señora

Clase: Insecta
Orden: Coleoptera
Familia: Scarabaeidae
Género: Sisyphus
Especie: Sisyphus schaefferi (Linneo, 1758)


Sísifo, hijo del dios del viento y fundador de Corinto, enojó a Zeus y burló a la muerte (la historia es más larga, pero bueno, este no es un blog de mitología, así que pido clemencia por el brutal resumen), por lo que fué condenado a hacer rodar una pesada roca ladera arriba por una montaña, de tal modo que cuando llegaba a la cima, la roca rodaba de nuevo hasta la base y tenía que volver a empezar. Y así una y otra vez para toda la eternidad.


Hacer rodar la gran bola de m... por la cuesta arriba que es la vida, es tarea fatigosa que se soporta mejor en compañía.


Así, que Sísifo y señora, se afanan con todas sus energías en rodar su bola de estiércol. No hay calor tórrido del mediodía en alta montaña, ni obstáculo topográfico del terreno, que les desanime.

Se conocieron en lo alto de una enorme boñiga de vaca, se gustaron al primer golpe de vista y decidieron pasar el resto de su vida juntos, fundar una familia. Ahora trabajan duro para dar un futuro a sus hijos: una humilde pero confortable bola de excremento enterrada en el suelo en algún lugar seguro. Probablemente ya tienen excavada la cámara subterránea.


Ahora toca llevar la bola hasta ella. Es un trabajo duro, pero demuestran una sincronización digna de admiración. El uno empuja haciendo palanca con su cabeza. La otra tira desde el otro lado con todas sus fuerzas. Sin duda, conseguirán su objetivo. Si no llega alguien y los pisa.

jueves, 4 de junio de 2009

Colias croceus con luz natural

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Pieridae
Género: Colias
Especie: Colias croceus (Fourcroy, 1785)


Ante una especie abundante (me niego a usar la palabra 'vulgar', porque ninguna criatura viva lo es), fácil de encontrar cuando se quiera, siempre siento la autoexigencia de hacer una fotografía mejor. Soy de la opinión que tiene pase el hace una fotografía borrosa, desenfocada y movida del yeti, pero ¿cómo justificar una fotografía mediocre de un insecto al que se ve todos los días en gran número?

Encontré a esta Colias libando en la flor, con el sol a contraluz, e inmediatamente vi la foto. La vi en mi cabeza. Claro que al cabo del día 'veo' muchas fotos que no hago, bien porque no llevo la cámara encima, o por otros motivos. Por ejemplo en este caso hubiera sido perfectamente posible que al acercarme la mariposa simplemente hubiera volado lejos.

Cierto que cuando ya se han fotografiado unas cuantas mariposas aprende uno a acercarse sin asustarlas. Podría pensarse que hay que acercarse muy despacio, con movimientos muy lentos y calculados y la atención concentrada en la mariposa, pero esta actitud, vista desde el punto de vista del insecto, resulta altamente sospechosa. Es exactamente el tipo de conducta que suelen adoptar los depredadores cuando acechan a su presa.

Los movimientos bruscos y precipitados son igualmente garantía de asustar a nuestro objetivo. Los insectos suelen quitarse de enmedio cuando un animal grande se aproxima simplemente para evitar el peligro de ser aplastados.

Así que la clave está en una especie de término medio. Movernos de forma lo suficientemente suave para que nuetro modelo no piense que corre riesgo de ser atropellado, pero al mismo tiempo de forma lo suficientemente descuidada para que no se preocupe por un exceso de atención sobre sí y se sienta 'acechado'. Con la práctica uno llega a poder acercarse mucho a cualquier mariposa y fotografiarla con un macro de focal corta.

Así que aplicando todos estos conocimientos, o tal vez por pura suerte, consigo acercarme a la Colias que liba con el sol a sus espaldas. Estudio la escena. Hay varias flores sin abrir a su alrededor, formando cierta repetición de motivos, cierto ritmo. Bien. Y al fondo un banco de flores amarillas. Amarillas como la Colias. Amarillas como la luz del Sol. Bien, bien.

La brisa mueve el conjunto de flores y mariposa, así que para no correr riesgos ajusto una velocidad de disparo rápida y abro el diafragma para desenfocar el fondo de flores amarillas. Me echo la cámara a la cara y encuadro por el visor. Pongo el dedo sobre el disparador. Justo ahora es cuando, por alguna misteriosa ley del Universo todavía no descubierta por los estudiosos, las mariposas suelen decidir salir volando. Pero esta, por una vez, se queda libando en su flor, y me permite hacerle una serie interesante con luz natural.

Pero que nadie se confunda, el mérito no es mío, y por supuesto no es de la cámara. Es de la luz.


miércoles, 3 de junio de 2009

Echium albicans

Clase: Magnoliopsida
Orden: Lamiales
Familia: Boraginaceae
Género: Echium
Especie: Echium albicans Lag. et Rodr.


Hoy presentamos una planta singular, endémica de los pisos meso y supramediterráneo de las Sierras Béticas de Cádiz, Málaga y Granada, que sobrevive en los inhóspitos arenales dolomíticos andaluces: la viborera blanca.


Para quien no los conozca, los arenales dolomíticos aparentan ser el último lugar donde a una planta le gustaría vivir. De hecho, las pocas especies capaces de sobrevivir allí suelen ser especialistas que han evolucionado para adaptarse a ese medio.

La viborera blanca presenta las hojas cubiertas de una pilosidad blanquecina, de ahí su nombre, y en esta época, unas grandes flores entre rosas y rojas. Lo de viborera parece venir de haberse usado en la antigüedad para el tratamiento de los efectos de la mordedura de la víbora, ignoro con qué resultado.

martes, 2 de junio de 2009

El regreso de los Libelloides

Clase: Insecta
Orden: Neuroptera
Familia: Ascalaphidae
Género: Libelloides
Especie: Libelloides ictericus (Charpentier, 1825)

Libelloides ictericus

Una año más, han hecho su aparición los Libelloides. Con un aspecto a medio camino entre libélula y mariposa vuelan incansables de un lado a otro, se persiguen, pelean, y cazan pequeños insectos en vuelo a los que devoran sin dejar de volar.


Sus largas antenas terminadas en una maza apical permite reconocerlos y distinguirlos fácilmente de las libélulas o de otros neurópteros como las hormigas león.

lunes, 1 de junio de 2009

Escorpión ibérico

Clase: Arachnida
Orden: Scorpionida
Familia: Buthidae
Género: Buthus
Especie: Buthus occitanus (Amoreux, 1789)


Repasando las estadísticas del blog, salta a la vista que las entradas relacionadas con escorpiones despiertan un gran interés entre la gente, pues estas entradas acumulan un número de visitas muy superior a la media. De hecho, incluso las entradas dedicadas a la mosca escorpión recibe muchas visitas de gente que busca información sobre los escorpiones (culpa de Google). Así que dado el éxito que estos animalitos cosechan, aquí va otra entrada dedicada al temido y al mismo tiempo fascinante escorpión.

En esas mismas estadísticas se recoge que muchas de estas visitas provienen de áreas geográficas muy diferentes a la Península Ibérica, como muchos países de Centroamérica. Esto me preocupa.

Yo repito una y otra vez en este blog que los escorpiones gozan de una mala fama totalmente injustificada, y que en realidad son completamente inofensivos, siendo su picadura dolorosa, pero poco más grave que la de una abeja o avispa. Sin embargo, debería quedar muy claro que esto se refiere a los escorpiones nativos de la Península Ibérica, y no es extrapolable a otras regiones del mundo.

El de la foto, salvo que sea un caso de obesidad escorpionil, sospecho que se trata de una hembra preñada a punto de parir. Las hembras de escorpión son unas madrazas. Cuando los pequeños escorpiones nazcan, se subirán a la espalda de su madre que los transportará y protegerá hasta que puedan valerse por sí mismos.

Y ahora un disclaimer que dirían los yanquis. Nótese que digo que son "inofensivos" los escorpiones "nativos" de la Península Ibérica.

Por inofensivos me refiero a que su veneno es de muy baja toxicidad y su picadura no representa un riesgo médico significativo. Sin embargo su picadura es dolorosa, venenosa y provoca edema local, siempre y cuando la persona afectada no desarrolle una reacción alérgica al veneno, en cuyo caso puede tener consecuencias más graves y requerir tratamiento médico. Hay que recordar que los escorpiones solo pican al sentirse amenazados y aun entonces siempre intentarán primero huir. Nunca intentarán atacarnos porque sí, no son tan tontos como para atacar a un animal que les supera tantas veces en tamaño. Pero si los incordiamos, por ejemplo azuzandolos con un palito, misteriosa costumbre que he podido observar en muchas ocasiones, pueden reaccionar de forma muy agresiva.

Por otro lado, insisto en lo de "nativos de la Península Ibérica". Nada impide que podamos encontrar en la Península Ibérica escorpiones no nativos, que hayan escapado de algún terrario, o que hayan llegado junto con mercancías importadas de otras regiones del mundo. Se sabe que ya hay establecidas colonias de escorpiones exóticos en algunos puntos de nuestra geografía, como Isometrus maculatus, cuya presencia se ha constatado en zonas del Sur, y nadie sabe que otras especies han podido establecerse sin que su presencia haya sido detectada todavía.

Así que si alguien tras leer este blog muere por la picadura de un escorpión, que no venga luego a quejarse.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...